Protección climática total con una bolsa de papel metalizado de protección, desecante y un indicador de humedad.

Cuando se utiliza una bolsa de papel metalizado de protección para proteger productos contra daño debido a la humedad, es imprescindible entender que se necesita, dentro de la bolsa, una cantidad calculada de desecante para adsorber cualquier vapor de agua residual que haya. Además sirve para neutralizar las pequeñas cantidades de vapor de agua que posteriormente entran en la bolsa desde la atmósfera.

La cantidad necesaria de desecante para que el contenido de la bolsa de papel metalizado de protección quede seco depende del destino del envío (tropical o templado), del tamaño de la bolsa en metros cuadrados y la duración durante la que el producto permanece dentro de la bolsa.

Podemos asesorar y proveer la cantidad más adecuada de desecante para cada aplicación de papel de aluminio protector, de conformidad con BS1133, Sección 19.

También podemos suministrar desecante ya instalado dentro de nuestros revestimientos y bolsas de papel metalizado de protección; nuestro nombre interno para este es “progel”.

Además podemos instalar un indicador de humedad en la bolsa para monitorizar el contenido de la bolsa y la eficacia de la bolsa de papel metalizado de protección y del desecante a proteger su mercancía contra el ingreso de la humedad. Los indicadores se pueden integrarse en la bolsa para monitorizar constantemente la humedad relativa.

Podemos integrar un indicador de rosca o de tarjeta detrás de una ventana transparente. Una coloración azul indica que la humedad relativa es debajo del nivel crucial así que no se ha ocurrido corrosión.

Click here to read/write comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *